NACIONAL

Claudia Sheinbaum asegura que hay Complot Extranjero para arreglar Elecciones

Claudia Sheinbaum, candidata presidencial de la coalición Sigamos Haciendo Historia, se pronuncia en contra de lo que asegura ser intentos de influencia foránea en el proceso electoral mexicano.

Sheinbaum denuncia específicamente la supuesta participación de la ultraderecha de otros países en el escenario político mexicano, argumentando que estas fuerzas externas buscan “desacreditar al gobierno actual y promover una visión negativa del país”.

En particular, hace referencia a la diputada del Partido Popular español, Cayetana Álvarez de Toledo, quien recientemente criticó al presidente Andrés Manuel López Obrador y respaldó a Xóchitl Gálvez, candidata de Fuerza y Corazón por México.

El llamado de Sheinbaum alude a una estrategia de “deslegitimación por parte de la oposición, utilizando figuras extranjeras para propagar una narrativa negativa sobre México”.

Sin embargo, la candidata enfatiza la falta de credibilidad de estos voceros externos, sugiriendo que sus lazos con políticos mexicanos desacreditados socavan su impacto en la opinión pública.

Por otro lado, Sheinbaum también aborda la respuesta del Partido Revolucionario Institucional (PRI) ante las acusaciones de intervención internacional, señalando que intentaron presentar un pronunciamiento de la Internacional Socialista como una intervención en contra de las elecciones mexicanas.

Sin embargo, la candidata destaca que la respuesta oficial del gobierno español desmintió esta interpretación, subrayando la confianza en el gobierno mexicano por parte de la comunidad internacional.

La preocupación por la injerencia extranjera en las elecciones no es infundada. La interferencia en los procesos democráticos a través de la desinformación en línea y el respaldo político de actores extranjeros es una realidad global que debe tomarse en cuenta, sin embargo, hay que esclarecer que las acusaciones de Sheinbaum siguen en el terreno de la presunción.

Asimismo, es importante distinguir entre los intentos legítimos de supervisar la integridad electoral y las tácticas de desinformación y manipulación.

Ver Enlace Aqui

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *